The Everygirl

Cabello dañado. A todas nos ha pasado. Los secadores, los productos y el clima hacen mella en nuestros mechones, así que hemos recurrido a la bloguera Stephanie Sterjovski para que comparta su mascarilla capilar de aceite de coco y miel, perfecta para reparar e hidratar el cabello dañado.

Lo que necesitarás:

1 cucharada de aceite de coco orgánico
1 cucharada de miel cruda orgánica. Miel cruda orgánica
Sauce Pan
Mixing Bowl
Spoon
Towel
Shower Cap (optional)

Paso 1: Mezcla los ingredientes

Mezcla los ingredientes y como paso extra para ayudar a que tus folículos capilares se abran, calienta ligeramente la mezcla en una estufa en una pequeña sartén. ¿Pelo largo o muy dañado? Sólo tienes que añadir un poco más de estos ingredientes.

Paso 2: Aplicar en el cabello

La mascarilla se puede aplicar sobre el cabello seco o húmedo, aunque hemos comprobado que es más fácil aplicarla sobre el cabello húmedo. Ten una toalla alrededor del cuello para proteger tu ropa y secciona tu cabello. Aplica generosamente de arriba a abajo, centrándose en las puntas donde se produce la mayor parte del daño.

Paso 3: Relájate durante 30-40 minutos mientras la mascarilla se absorbe

Envuelve tu pelo en un moño y deja que la mascarilla se absorba durante 30-40 minutos. Mientras esperas a que la mascarilla haga su magia, hojea una revista, lee un libro o píntate las uñas para mimarte un poco más.

Paso 4: ¡Aclarar y listo!

Limpia la mascarilla en la ducha con tu champú y acondicionador habitual y ¡voilá! Cabello suave, liso y sano.