Separación Legal vs. Divorcio en Texas

Una separación legal es una separación reconocida por la corte donde la pareja permanece casada pero a menudo está persiguiendo el divorcio. Un divorcio, por supuesto, es la disolución del matrimonio. Si bien Texas no reconoce las separaciones legales, las parejas que se separan antes del divorcio pueden realizar trámites ante el tribunal para proteger sus derechos mientras están separados.

¿En qué se diferencia una separación de un divorcio?

Desde el punto de vista legal, esto depende de dónde se viva. En las separaciones legales, las parejas siguen casadas. Esto no significa que una pareja en Texas no pueda separarse. Aunque no se reconoce legalmente, la pareja puede separarse de manera informal.

Una separación legal en Dallas puede incluir una resolución judicial sobre ciertos temas como:

  • la división de los bienes;
  • la pensión alimenticia;
  • la custodia de los hijos; y
  • otras cuestiones que normalmente se tratan en un divorcio.
    • Durante una separación de prueba, la pareja decide vivir separada durante un período de tiempo. Esto les da la oportunidad de decidir si quieren separarse definitivamente, divorciarse o reconciliar el matrimonio. Los bienes siguen siendo propiedad marital.

      Otra opción es la separación permanente. De nuevo, no está reconocida legalmente en el estado de Texas. Pero algunas personas eligen esto sobre el divorcio por razones religiosas o financieras. Por ejemplo, aunque la pareja haya decidido no seguir juntos, puede permitir que uno de los cónyuges siga en el plan de salud del otro.

      Hay otras razones por las que puede tener sentido seguir casado legalmente, incluso si se separa permanentemente. La presentación de declaraciones conjuntas proporciona beneficios fiscales para algunas parejas. Además, puede permitir la retención de ciertos beneficios militares o de la Seguridad Social.

      Aunque Texas no reconoce una separación legal, la pareja puede entrar en un acuerdo de separación. En él se pueden abordar algunas de las mismas decisiones que se toman en un divorcio, como la pensión alimenticia y la división de los bienes. Si la pareja decide poner fin al matrimonio, ese mismo acuerdo puede trasladarse al divorcio.

      ¿Cuáles son algunas de las razones prácticas para elegir la separación o el divorcio?

      Algunas parejas deciden poner fin a un matrimonio sin darle una oportunidad. Al tomarse un tiempo de separación, pueden ver si perseguir el divorcio es su mejor opción. Durante este tiempo, algunas parejas buscan asesoramiento para intentar resolver los problemas de su matrimonio.

      Para algunas personas, el divorcio puede estar prohibido o mal visto en su religión. Una separación permite a la pareja mantener sus creencias religiosas. También hay parejas que no pueden vivir juntas, pero siguen amándose. Estas son sólo algunas de las razones por las que las parejas pueden optar por separarse temporal o permanentemente.

      Pero para otros, lo más sensato es divorciarse, este podría ser el caso si:

      • no hay posibilidad de reconciliación;
      • es una relación tóxica;
      • hay maltrato;
      • ha causado estrés a los hijos; o
      • por cualquier razón el matrimonio simplemente no funciona.
        • Alentar la situación mediante una separación prolongada puede no beneficiar a nadie.

          ¿Debo buscar asesoramiento legal si me estoy separando o divorciando?

          No importa el camino que elija una pareja, es fundamental proteger sus bienes y su futuro. Si decide separarse, esto no suele requerir la ayuda de un abogado. Pero si quiere redactar un acuerdo de separación legal o planea divorciarse, es mejor contar con representación legal. Esto es especialmente cierto cuando se tienen bienes, propiedades y/o hijos.

          Un abogado puede explicar mejor las diferencias entre la separación y el divorcio y guiarle en la toma de una decisión que sea en su mejor interés. Llame a Warren & Migliaccio si se está separando o divorciando en Dallas: 888-584-9614.