¿Qué es el cáncer?

¿Cómo se trata el cáncer?

Las opciones de tratamiento dependen del tipo de cáncer, su estadio, si el cáncer se ha extendido y su estado de salud general. El objetivo del tratamiento es eliminar el mayor número de células cancerosas y reducir el daño a las células normales cercanas. Los avances tecnológicos lo hacen posible.

Los tres tratamientos principales son:

  • Cirugía: extirpación directa del tumor
  • Quimioterapia: uso de productos químicos para matar las células cancerosas
  • Radioterapia: uso de rayos X para matar las células cancerosas
    • El mismo tipo de cáncer en un individuo es muy diferente de ese cáncer en otro individuo. Dentro de un mismo tipo de cáncer, como el de mama, los investigadores están descubriendo subtipos que requieren cada uno un enfoque de tratamiento diferente.

      ¿Qué es la oncología?

      La rama de la medicina dedicada a diagnosticar, tratar e investigar el cáncer se conoce como oncología, mientras que el médico que trabaja en este campo se llama oncólogo. Algunos oncólogos se centran exclusivamente en determinados tipos de cáncer o tratamientos. Dependiendo del tipo, el estadio y la localización de un cáncer, pueden intervenir varios especialistas en oncología en la atención de un paciente. El campo de la oncología tiene tres especialidades principales -médica, quirúrgica y radiológica- y numerosas subespecialidades.

      Un oncólogo médico es un médico licenciado (normalmente en medicina interna) capacitado para diagnosticar, estadificar y tratar el cáncer. Este especialista también dirige el desarrollo del plan de tratamiento del paciente con cáncer, que puede incluir cirugía, quimioterapia, inmunoterapia, terapia dirigida o terapia hormonal, a la vez que se coordina con otros especialistas en oncología y médicos que puedan tener un papel en la atención del paciente. Un oncólogo médico es también el médico al que seguirá acudiendo un paciente con cáncer después del tratamiento, para las revisiones a largo plazo.

      Un oncólogo quirúrgico es un cirujano especializado en realizar biopsias y extirpar tumores cancerosos y tejidos circundantes, así como otras operaciones relacionadas con el cáncer.

      Un oncólogo radioterápico se especializa en el tratamiento del cáncer con radioterapia para reducir o destruir las células cancerosas o para aliviar los síntomas relacionados con el cáncer.

      Muchos tipos de cáncer son tratados por una subespecialidad oncológica. Los oncólogos ginecológicos, por ejemplo, están capacitados para tratar los cánceres del aparato reproductor femenino, como los que afectan al útero, el cuello uterino o los ovarios, mientras que los oncólogos hematológicos se especializan en el diagnóstico y el tratamiento de los cánceres de la sangre (leucemia, linfoma y mieloma múltiple). Un neurooncólogo trata los cánceres de cerebro, columna vertebral y nervios periféricos.

      ¿Qué se puede hacer para controlar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer?

      Los servicios de cuidados de apoyo describen una amplia gama de terapias diseñadas para combatir los efectos secundarios y mantener el bienestar. El tratamiento del cáncer requiere centrarse en algo más que la enfermedad por sí sola; también debe abordar el dolor, la fatiga, la depresión y otros efectos secundarios que la acompañan.

      Los servicios de cuidados de apoyo incluyen:

      • Terapia nutricional para ayudar a prevenir la malnutrición y reducir los efectos secundarios
      • Apoyo naturista para utilizar remedios naturales que potencien la energía y reduzcan los efectos secundarios
      • Rehabilitación oncológica para recuperar la fuerza y superar algunos de los efectos físicos del tratamiento
      • Medicina mente-cuerpo para mejorar el bienestar emocional a través del asesoramiento, las técnicas de gestión del estrés y los grupos de apoyo
        • ¿Qué depara el futuro para el tratamiento del cáncer?

          El futuro del tratamiento del cáncer pasa por ofrecer a los pacientes un nivel de personalización aún mayor. Los médicos están empezando a ofrecer opciones de tratamiento basadas en los cambios genéticos que se producen en un tumor específico.

          Una nueva e innovadora herramienta de diagnóstico, la evaluación genómica de tumores, examina genéticamente el tumor de un paciente para identificar el mecanismo que ha causado el cáncer. La evaluación genómica de tumores puede dar lugar a un enfoque más personalizado del tratamiento del cáncer.