Los 18 tipos de erección que experimentan los hombres, explicados

Si eres como yo, puede que te rías un poco cada vez que escuchas la palabra «erección». Llámalo como quieras, pero en la mayoría de los casos, es sólo la señal de un hombre de que le gustas, lo cual es extrañamente lindo… Y, sinceramente, los hombres ya tienen suficientes dificultades para mostrar sus emociones; lo menos que podemos conseguir es una señal física de excitación, ¿vale?

«El proceso de una erección es en realidad bastante complejo», dice el doctor Koushik Shaw, urólogo del Instituto de Urología de Austin. «Implica el trabajo sincronizado de tu cerebro, psique, nervios, vasos sanguíneos, hormonas y tejidos». Joder, ¿quién iba a decir que los chicos podían ser tan complejos?

Este contenido es importado de {embed-name}. Es posible que puedas encontrar el mismo contenido en otro formato, o que puedas encontrar más información, en su sitio web.

Pero resulta que, en realidad, hay situaciones en las que tener una erección no necesariamente = que un tío esté excitado. «La erección matutina normalmente ocurre sin que el hombre lo sepa, y piense en los adolescentes que atraviesan la pubertad y tienen erecciones al azar», dice el Dr. Shaw. ¿Supongo que esto significa que hay diferentes tipos de erecciones? Aquí hay 18, según nuestro experto masculino Frank Kobola.

1. La erección por orina. Esta es una erección falsa que en realidad sólo ocurre cuando él realmente, realmente, realmente tiene que orinar y desaparece inmediatamente después, como si pisara una manguera de jardín.

2. La erección matutina. Este te saluda por la mañana con un hola tieso, como un mayordomo que sólo puede orinar y eyacular. Esta erección es el Egg McMuffin del sexo matutino: Los dos van bien juntos y son aún mejores con hash browns.

3. La erección fantasma. Este llega y se va como el viento. No pasa nada a su alrededor que lo haga estallar, no hay nadie que lo vea. Simplemente está ahí y se va como una aparición.

Historia relacionada

4. La erección del gimnasio. Este tipo de cosas pueden suceder en el gimnasio, ya que su sangre está fluyendo por todo el lugar e inadvertidamente chapotea en su pene, llenándolo.

Afortunadamente tiene un buen par de pantalones cortos de compresión, de lo contrario su erección va a ser bastante notable en esos pantalones de chándal.

*Nota: Esto no es realmente cómo la sangre o las erecciones o cualquier cosa realmente funcionan, pero las erecciones en el gimnasio todavía suceden.

5. La erección «Hora de consultar al médico». Es la erección que dura más de cuatro horas. La que no se va. Tal vez esté demasiado erecta. Tal vez sea dolorosa. Puede que no merezca literalmente la pena ir al médico, pero vale la pena consultar WebMD para asegurarse de que es normal.

6. La erección «No sé cómo debería sentirme». Está viendo algo en la televisión, como las reposiciones de La niñera, cuando de repente, una erección aparece de la nada y le obliga a aceptar el hecho de que, por alguna razón, se siente sexualmente atraído por el extraño acento de Fran Drescher.

7. La erección inoportuna. Esta erección aparece en un momento que lo hace sentir sucio y realmente no tiene idea de por qué está allí, como cuando su padre está dando las gracias en la cena de Acción de Gracias. A diferencia del número 4, él sabe en su corazón que la erección está ahí sin ninguna razón y generalmente puede desaparecer con un poco de concentración. Es sólo su pene siendo un espíritu libre.

Historia relacionada

8. La erección clásica. No se puede superar un clásico (bueno, supongo que en este caso sí). Esta es la erección previa al sexo que aparece justo cuando más la necesita. Este es su pene siendo un hermano(a) y haciendo exactamente lo que se supone que debe hacer exactamente cuando se supone que debe hacerlo.

9. La erección nocturna. Esta erección aparece justo cuando quiere ir a dormir y hace que sea difícil conciliar el sueño en otra cosa que no sea su espalda. Se ve obligado a esperar las cosas o perder 20 minutos de sueño negociando con ella.

10. La erección para llamar la atención. Esta erección aparece cuando está en un lugar público o, peor aún, haciendo una presentación en el trabajo. «Oye, ¿qué pasa?», dice este empalmado. «Deja que te enseñe mi PowerPoint». Esto es más o menos cada una de las erecciones que tuvo durante la escuela media y la mayor parte de la secundaria. Son menos comunes cuando es un adulto, pero todavía puede tenerlas en ocasiones.

11. La erección de siempre. Este empalmado cree que son compinches y sólo quiere salir un montón. Es como ese amigo que viene a casa y que unas horas después no acepta las señales de que es hora de que se vaya porque estás cansado. En ambos casos, la única manera de que se vayan es masturbándose.

Este contenido ha sido importado de {embed-name}. Es posible que puedas encontrar el mismo contenido en otro formato, o que puedas encontrar más información, en su página web.

12. La erección legendaria. No todas las erecciones son iguales. A veces acaba teniendo una erección que tiene ese cierto je ne sais quoi que realmente la eleva por encima de las otras erecciones que normalmente tiene. De alguna manera se siente extra varonil, como una erección vikinga.

13. El Maratonista, también conocido como el Tag-Team, Boner. Esta es la erección que aparece justo después de otra erección después del sexo como, «Yo, ¿qué pasa? Este pene ni siquiera sabe lo que es la flacidez»

14. La erección triste. Es lo contrario a la número 10. Es una erección por definición pero nada más, como si su pene simplemente no lo sintiera. Verlo te entristece al instante, como un carrito de bebé abandonado o el Aaron Carter actual.

Historia relacionada

15. La erección de los pantalones de deporte. Los pantalones de deporte son el esmoquin de una erección. Aunque es una erección en sí misma, estos empalmados saben que están fuera y no tienen ninguna preocupación en el mundo.

16. El empalmado del baño público. Por alguna razón, su pene decide cuando está sentado en el asiento de un baño público que ahora es el momento de ponerse duro. Lo único que puede hacer en este momento es empezar a escribir su testamento, porque quiere morir.

17. El no vaquero. El momento en el que sus vaqueros se amontonan de la forma incorrecta, haciendo que intente explicar desesperadamente a un desconocido incómodo: «¡Oh, no te preocupes! Eso no es mi pene!» y ahora, de alguna manera, las cosas son peores.

18. La erección «Hace tiempo que no te veo, viejo amigo». Llegará un momento en los años crepusculares de un hombre en el que añorará las frecuentes y espontáneas erecciones de su juventud. Pero entonces una erección aparecerá para saludar y recordarle sus años dorados. Sonreirá con nostalgia, y mientras la sangre se drena de su pene por última vez, se dará cuenta de que ya no tiene nada más que esperar, excepto la dulce liberación de la muerte.

Historia relacionada

Taylor AndrewsTaylor es una de las editoras de sexo y relaciones que puede decirte exactamente qué vibradores merecen la pena el derroche, por qué sigues soñando con tu ex, y consejos sobre cómo tener el mejor sexo de tu vida (incluyendo qué palabra debes deletrear con las caderas durante el sexo de vaquera) -oh, y puedes seguirla en Instagram aquí.
Frank KobolaFrank es un escritor colaborador de Cosmopolitan.com
Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io