George Foreman Grill

El concepto de la parrilla fue creado por Michael Boehm de Batavia, Illinois. La intención original era crear una parrilla de interior que ofreciera la ventaja única de cocinar por ambos lados a la vez. Una segunda ventaja clave era reducir el contenido de grasa de las hamburguesas y otras carnes mediante el drenaje de la grasa en un depósito separado. Michael Boehm diseñó el producto con una bisagra flotante y una superficie de asado inclinada para acomodar alimentos de diferentes grosores y drenar la grasa de los alimentos. El trabajo de ingeniería fue realizado por Bob Johnson. Boehm y Johnson llevaron una videocámara JVC y una muestra del producto en amarillo brillante a la oficina de Barbara Westfield en Salton, Inc. Se proyectó el vídeo, en el que se veía cómo la grasa goteaba de la parrilla a la bandeja de recogida. Presentaron el producto como «The Fajita Express». La parrilla para fajitas se había promocionado en ferias del sector a principios de los años 90, pero recibió poco interés.

El concepto de parrilla inclinada fue lanzado por Tsann Kuen a Salton Inc. Después de un año, y de varias ferias, Salton envió muestras de la parrilla a los colegas de George Foreman, que a su vez enviaron la parrilla a Foreman para que la probara. Boehm no participó en la unión de la parrilla y Foreman. Salton introdujo varios cambios en el funcionamiento técnico del producto, eliminando las cuatro bandas destinadas a que el usuario levantara la parrilla, deslizara una de las dos bandejas incluidas y rellenara los tacos. Una de las bandejas era para la grasa de la carne de fajita, y la segunda bandeja era para sostener una cáscara de taco, como se mostró en la demostración a Westfield en la presentación original en la oficina de Salton en Mount Prospect, Illinois.

La Máquina de Asar Reductora de Grasa Lean Mean, como llegó a ser conocida, fue introducida en 1994 y promocionada con infomerciales distintivos que presentaban a Foreman. La combinación de su afable personalidad y las características únicas del producto lo convirtieron en un gran éxito. Tal fue la popularidad de estos infomerciales que el eslogan de Foreman, «¡Es tan bueno que le puse mi nombre!», forma parte ahora de la cultura popular. En Asia, la parrilla está avalada y promocionada tanto por George Foreman como por Jackie Chan.