¿Es seguro lavar los biberones en el lavavajillas?

Los bebés necesitan muchas tomas. Por lo tanto, también hay que limpiar muchas cosas antes de la siguiente alimentación. Así que los biberones son una de las herramientas más necesarias en la alimentación infantil. Y el lavado de los biberones es una tarea extremadamente importante, ya que el sistema inmunitario del bebé no está completamente desarrollado, lo que le hace más vulnerable a los virus, bacterias, parásitos y hongos del entorno exterior. Hay que hacerlo bien para que tu pequeño se mantenga seguro y sano. ¿Cómo vas a lavar los biberones de forma eficaz y segura para asegurarte de que están limpios y listos para su próxima toma? Utilizar el lavavajillas es una opción tentadora para hacer esta tarea rápidamente. Sin embargo, ¿es seguro lavar los biberones en el lavavajillas? Aquí te damos la respuesta si aún tienes dudas al respecto.

Si tus biberones están etiquetados como aptos para el lavavajillas, entonces seguro que puedes lavarlos tanto a mano como en el lavavajillas.

Proceso de limpieza de tus biberones

Primero, separa los biberones en partes individuales: tapas, tetinas, anillos de sellado, válvulas, etc. Este es el mismo proceso para el lavado a mano o para el lavado en el lavavajillas.

Cada pieza debe ser aclarada a fondo bajo el grifo antes de cargarlas en el lavavajillas. La leche o cualquier partícula de leche puede quedar atrapada fácilmente y a veces el lavavajillas no puede retirarla con facilidad.

A continuación, coloque la tetina, la tapa y el biberón en la sección superior del lavavajillas, ya que el lavavajillas lavará los artículos colocados en la parte superior con más cuidado que los de la parte inferior. Puedes utilizar una cesta de lavavajillas para mantener la tetina y las tapas del vaso para sorber en el lavavajillas y evitar que se destruyan al deslizarse entre los huecos de la bandeja del lavavajillas. Dispone de clips para mantener la tetina en posición vertical durante el lavado y evitar que las piezas pequeñas caigan al fondo del lavavajillas.

El lavavajillas utiliza un ciclo de agua caliente para que la máquina pueda matar los gérmenes de los artículos lavados; por lo tanto, debes asegurarte de que tus biberones son seguros para soportar el ciclo de higienización del lavavajillas. Poner en marcha el ciclo de agua caliente y el ciclo de secado con calor. Algunas máquinas tienen un ajuste de desinfección.

Después de completar el ciclo de lavado, debe dejar que sus biberones se sequen completamente dentro del lavavajillas antes de sacarlos para guardarlos. La humedad puede quedar atrapada en el interior y se puede fomentar el crecimiento microbiano si los biberones están todavía húmedos al montarlos. También es necesario esterilizar los biberones antes de secarlos y guardarlos.

También es importante recordar lavarse las manos antes de sacar los biberones del lavavajillas.

Cosas que debes recordar al usar el lavavajillas

Aunque lavar los biberones en el lavavajillas te resulte mucho más sencillo y cómodo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

Manchas

No debes limpiar tus biberones con platos que contengan alimentos capaces de manchar como la salsa de la pasta. Es fácil que se salpique sobre tus biberones durante el proceso de lavado bajo la alta temperatura, dando lugar a biberones y tetinas manchadas.

Colocación de los biberones

Debes colocar tus biberones con cuidado en el lavavajillas. La mejor manera de hacerlo es colocándolos con la apertura hacia abajo, así tendrás una limpieza efectiva. Durante el proceso, los biberones tienen que estar seguros y evitar que se caigan durante el proceso. Si se caen, entonces tendrás que esterilizarlos.

Dañados y descoloridos

Si sueles utilizar el lavavajillas para limpiar tus biberones, entonces debes tener en cuenta que se dañarán más rápidamente que si los lavas a mano. La decoloración de los biberones también indica que las grasas de la leche se han cocido durante un proceso de aclarado y riego insuficiente. La alta temperatura también puede dañar sus biberones.

Su bebé depende en gran medida de los biberones para su alimentación antes de pasar a la siguiente etapa de la vida. Por lo tanto, la limpieza adecuada de sus biberones es una cosa importante que no debe pasar por alto, sino que debe ser manejado correctamente. La elección de la limpieza es tuya. Sea cual sea el método de limpieza que elijas, recuerda que debes hacerlo de forma segura y no sólo efectiva. Lo fundamental es limpiar el biberón inmediatamente después de usarlo, lavándolo y enjuagándolo bien, y secándolo completamente para la siguiente toma.