Entender un diagnóstico de MGUS

P1. Si alguien tiene una MGUS, ¿cuáles serían los síntomas si su enfermedad empezara a empeorar o si progresara a mieloma múltiple?

Si la MGUS (gammapatía monoclonal de significado desconocido) de un paciente progresa a mieloma múltiple asintomático o latente, por definición, no tendrá síntomas de esta enfermedad. Sin embargo, si un paciente desarrolla un mieloma múltiple sintomático, puede notar fatiga progresiva, infecciones frecuentes y dolor óseo o fracturas. Además, si el mieloma múltiple provoca insuficiencia renal o niveles elevados de calcio en la sangre, puede producirse letargo o confusión.

Durante el primer año tras el diagnóstico de la MGUS, el paciente debe tener un seguimiento regular con su hematólogo/oncólogo cada tres meses. Si la MGUS parece estable, las citas de seguimiento pueden ampliarse a cada seis meses durante el segundo año. A partir de entonces, la MGUS debe seguirse al menos una vez al año en busca de indicios de mieloma múltiple u otro cáncer de células sanguíneas. Con un seguimiento regular, el desarrollo del mieloma múltiple o de otro cáncer de células sanguíneas puede detectarse a menudo de forma temprana, antes de que se desarrollen muchos síntomas.

P2. Tengo 37 años. Me diagnosticaron una gammapatía monoclonal de significado indeterminado (MGUS) hace dos años. Los oncólogos me vigilan atentamente cada tres meses con análisis de laboratorio. Tuve un estudio óseo sospechoso que se repitió el mes pasado y las radiografías de repetición estaban bien. Mi pico es de inmunoglobulina G kappa y está estable. Mi recuento sanguíneo era muy bajo pero se corrigió con 10 tratamientos de hierro sacarosa intravenosa, por lo que está bien en este momento, pero eventualmente baja. Esto sucede a menudo, lo que justifica la repetición de los tratamientos con hierro. Mi última biopsia de médula ósea mostró aproximadamente un 10% de células plasmáticas con restricción de cadenas ligeras. Los demás análisis de laboratorio están bien. Los análisis de orina mostraron una ligera anormalidad – kappa libre 31 y relación kappa/lambda de 13 (normal 0,4 a 4,0). Esto es MGUS, ¿correcto? Estoy confundido en lo que constituye el cambio a mieloma latente. Gracias por la aclaración

La clave de su pregunta depende de la causa de su anemia. La MGUS se caracteriza por una proteína M inferior a 3 g/dL, menos del 10 por ciento de células plasmáticas en la médula ósea, poca o ninguna proteína de Bence-Jones en la orina, ninguna lesión lítica en el estudio óseo y ninguna evidencia de daño renal.

El mieloma latente se caracteriza por una proteína M de 3 g/dL o más, células plasmáticas en la médula ósea del 10 por ciento o más, y ninguna evidencia de lesiones óseas, anemia significativa, hipercalcemia o daño renal.

Si su anemia puede explicarse por otra causa, como la deficiencia de hierro (como sugiere la respuesta de sus recuentos sanguíneos al hierro intravenoso), es posible que se encuentre en la cúspide entre la GMSI y el mieloma latente basándose en el 10 por ciento de células plasmáticas en su médula ósea. Si, por el contrario, su anemia está relacionada con las células plasmáticas anormales de su médula ósea, puede tener un mieloma asintomático o quizás sintomático, dependiendo de la gravedad de su anemia.

P3. A mi marido, que tiene 43 años, le diagnosticaron una gammapatía monoclonal IgG de significado desconocido en julio de 2006. Su pico M ha pasado de 1,1 en el momento del diagnóstico a 1,3 en enero de 2008, un aumento del 21%. En septiembre de 2007, tuvo dos lecturas inusuales de M-spike de 1,65 (un aumento del 41% respecto a la lectura anterior) y de 1,51 dos semanas después. ¿Qué podría causar esas dos lecturas inusualmente altas? El médico pensó que la primera era sólo un error de laboratorio, pero ¿dos errores en el mismo mes? Durante este mismo tiempo, su recuento de IgG ha bajado un ocho por ciento. Pensaba que las IgG y el pico M se moverían en la misma dirección. ¿Por qué se mueven en direcciones opuestas?

El pico M se refiere a un pico anormal visto en un gráfico. El valor numérico dado a este pico puede variar ligeramente dependiendo de cómo una persona interpreta el gráfico en comparación con otra. El pico también puede variar ligeramente de una lectura a otra en función del nivel corporal de una proteína normal llamada albúmina en un día determinado.

El nivel de IgG es la suma de la inmunoglobulina G circulante normal y cualquier IgG circulante anormal producida como resultado de la MGUS. Debido a que el nivel normal de IgG de una persona fluctuará con la respuesta del cuerpo a las exposiciones ambientales como los alérgenos y las infecciones, el nivel de IgG no siempre seguirá la misma dirección que el pico de M, especialmente cuando las variaciones en el pico de M son pequeñas.

Por estas razones, es importante que la tendencia de la proteína M y de la IgG se siga a lo largo del tiempo para evaluar el curso de la gammapatía monoclonal.

Q4. Cuando investigué sobre la proteína M y la IgG juntas, llegué a POEMS. Me han diagnosticado MGUS (gammapatía monoclonal de significado desconocido). ¿Podría haber sido diagnosticado erróneamente?

POEMS es un acrónimo para un síndrome raro cuyas características principales son polineuropatía, organomegalia, endocrinopatía, proteína M y cambios en la piel/lesiones óseas escleróticas.

Para ser diagnosticado con POEMS, debe tener tanto una proteína monoclonal (proteína M) como síntomas de polineuropatía (disfunción de múltiples nervios). También debe tener lesiones óseas endurecidas, enfermedad de Castleman (tumores no cancerosos en los ganglios linfáticos) o niveles elevados del factor de crecimiento endotelial vascular. Además, debe tener organomegalia (agrandamiento del hígado, el bazo o los ganglios linfáticos), sobrecarga de volumen extravascular (acumulación de líquido en las piernas, el tórax o las cavidades abdominales), una endocrinopatía (disfunción de una o más glándulas productoras de hormonas), cambios en la piel (como hiperpigmentación o crecimiento excesivo del pelo), papiledema (hinchazón del disco óptico), un recuento de plaquetas elevado o un recuento de glóbulos rojos aumentado.

El GMUS, por su parte, tiene tres criterios principales para su diagnóstico: Proteína M inferior a 3 gramos por decilitro, células plasmáticas de la médula ósea inferiores al 10 por ciento y ausencia de evidencia de anemia, insuficiencia renal o lesiones óseas. La MGUS, que puede convertirse en mieloma múltiple, es mucho más frecuente que el POEMS. Sin embargo, si cree que cumple los criterios que he descrito, debería hablarlo con su oncólogo.

P5. Recientemente me han diagnosticado MGUS (gammapatía monoclonal de significado desconocido). Tengo 78 años y me pregunto qué probabilidad hay de que mi enfermedad se convierta en un mieloma múltiple completo.

El MGUS es mucho más común que el mieloma. Sólo una pequeña fracción de personas (el 1 por ciento al año) evoluciona hasta desarrollar un mieloma a partir de la MGUS. Sin embargo, realizar visitas de seguimiento rutinarias con su oncólogo/hematólogo para seguir su MGUS es definitivamente una buena idea para asegurarse de que el mieloma se detecta a tiempo si se desarrolla.

Aprenda más en el Centro de Mieloma Múltiple de Everyday Health.