Eddie Bauer

Suministró a las fuerzas americanas

Durante la Segunda Guerra Mundial, las parkas, mochilas, pantalones y sacos de dormir de Bauer fueron el material estándar para las tropas americanas. Bauer fue capaz de resolver varios problemas para los militares. Había escasez de sacos de dormir hasta que Bauer intervino. Llegó a vender a las fuerzas armadas más de 100.000 sacos de dormir. El ejército estadounidense encargó a Bauer la fabricación de lo que llegó a conocerse como la parka de vuelo B-9.

Después de la guerra, los veteranos que habían usado una de las 50.000 chaquetas en combate, querían comprar más. Sabían exactamente dónde comprar estas chaquetas porque Bauer insistió en que la etiqueta de su empresa se incluyera en todos sus productos. Con esta base de clientes, Bauer comenzó un negocio de venta por correo de gran éxito en 1945. Su lista de correo original incluía 14.000 nombres de soldados que habían usado su ropa, suministrados por el gobierno estadounidense.

A pesar de un próspero negocio de venta por correo, el establecimiento minorista de Bauer estaba sufriendo, y la empresa estuvo a punto de quebrar varias veces. Bauer, cuya salud estaba afectada por años de exceso de trabajo y una grave lesión de espalda, se vio obligado a contratar a William Niemi como socio. Este empresario local reorganizó la tienda y pronto mejoró el flujo de caja. Niemi y un revitalizado Bauer decidieron centrar la mayor parte de sus esfuerzos en los catálogos de venta por correo. En 1953, las ventas por catálogo ascendían a 50.000 dólares. Tres años más tarde, el total era de 500.000 dólares.

Bauer continuó suministrando su equipo para eventos significativos, incluyendo la expedición americana K-2 al Himalaya y varios viajes por la Antártida. En 1963, James W. Whittaker, el primer estadounidense en escalar el Monte Everest, llevaba una parka Eddie Bauer. Toda su expedición utilizó y vistió los productos de Bauer.

Bauer y Niemi incluyeron a sus hijos, Eddie C. Bauer y William Niemi, Jr., como socios en 1960. La empresa siguió prosperando a lo largo de la década de 1960, basándose sobre todo en las ventas por correo, aunque la tienda minorista original siguió abierta. En 1968, Bauer se retiró y vendió su parte del negocio a la familia Niemi por 1,5 millones de dólares. Ese mismo año se abrió la segunda tienda de Eddie Bauer, la primera de las muchas tiendas minoristas que se abrirían en las tres décadas siguientes. En 1971, la empresa pasó a formar parte de General Mills. La empresa Eddie Bauer continuó construyendo tiendas minoristas y ampliando su línea de productos. En el momento de la muerte de Bauer, había 39 tiendas minoristas y dos millones de clientes de pedidos por correo. Bauer murió de un ataque al corazón en Bellevue, Washington, el 18 de abril de 1986, dos semanas después de que su esposa muriera de cáncer de páncreas.