Datos de los Grandes Lagos

Hoy en día, el 20% del agua dulce superficial del mundo está contenida en los cinco grandes lagos: 5.473 millas cúbicas (22.812 km³), o 6 cuatrillones de galones estadounidenses (22,81 cuatrillones de litros) en total. Es agua suficiente para cubrir los 48 estados contiguos hasta una profundidad uniforme de 9,5 pies (2,9 m). La superficie combinada de los lagos es de 244.100 km², más grande que los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Rhode Island, Massachusetts, Vermont y Nuevo Hampshire juntos.

Hay cinco Grandes Lagos (aunque técnicamente el Lago Michigan y el Lago Hurón son el mismo lago ya que están al mismo nivel del mar):

  • Lago Superior – el más grande por volumen y profundidad, más grande que Escocia o Carolina del Sur
  • Lago Michigan – el segundo más grande por volumen y el tercero por área; el único enteramente en Estados Unidos.
  • Lago Hurón – el tercero en volumen; el segundo más grande en área
  • Lago Erie – el más pequeño por volumen y el más superficial
  • Lago Ontario – el segundo más pequeño en volumen y el más pequeño en área, mucho más bajo en elevación que el resto
    • Salpicadas por los lagos se encuentran las aproximadamente 35,000 islas de los Grandes Lagos, incluyendo la isla Manitoulin en el lago Hurón, la isla más grande en cualquier cuerpo de agua interior, y la isla Royale en el lago Superior, la isla más grande en el lago más grande (cada isla es lo suficientemente grande como para contener varios lagos).

      La vía marítima del San Lorenzo y la vía fluvial de los Grandes Lagos abrieron los Grandes Lagos a los buques oceánicos. Sin embargo, el paso a buques portacontenedores más anchos -que no caben por las esclusas de estas rutas- ha limitado la navegación en los lagos. A pesar de su gran tamaño, grandes secciones de los Grandes Lagos se congelan en invierno, y la mayor parte del transporte marítimo se detiene durante esa temporada. Hay algunos rompehielos que operan en los lagos.

      Los lagos tienen un efecto en el clima de la región, conocido como efecto lago. En invierno, la humedad recogida por los vientos predominantes del oeste puede producir nevadas muy intensas, especialmente a lo largo de las costas de los lagos del este, como Michigan, Ohio, Pensilvania, Ontario y Nueva York. No es raro que se produzcan fuertes nevadas durante cielos completamente despejados debido a este fenómeno. Los lagos también moderan un poco las temperaturas estacionales, al absorber el calor y enfriar el aire en verano, y luego irradiar lentamente ese calor en otoño. Esta amortiguación de la temperatura produce zonas conocidas como «cinturones de fruta», donde la fruta que se cultiva típicamente más al sur puede producirse en cantidades comerciales.

      Ver el Explorador de Batimetría de los Grandes Lagos y las características interactivas bajo el agua en el Proyecto de Aplicaciones GIS de la Costa de Wisconsin.

      La información aquí es una cortesía del artículo de Wikipedia sobre los Grandes Lagos.