Darryl Strawberry

Strawberry fue seleccionado en primer lugar en el draft de las Grandes Ligas de 1980 por los Mets de Nueva York. El hermano mayor de Darryl, Michael Strawberry, también fue seleccionado en ese draft, yendo a los Dodgers en la 31ª ronda.

Carrera tempranaEditar

Empleando una postura de bateo distintiva con una patada alta en la pierna, Strawberry ascendió en el sistema de los Mets y alcanzó el nivel de las Grandes Ligas en 1983, registrando 26 jonrones, 7 triples y 74 carreras bateadas, mientras bateaba para un promedio de .257. Fue nombrado Novato del Año de la Liga Nacional. En 1984, llegó al juego de las estrellas por primera vez de 8 apariciones consecutivas (las primeras 5 como titular), y una vez más bateó 26 jonrones, esta vez impulsando 97 carreras.

Años de gloriaEditar

Los Mets de Strawberry de 1984 a 1990 formaron uno de los principales equipos de la Liga Nacional, terminando primero o segundo en la división cada año.

Durante el período de 1983 a 1990, Strawberry fue muy popular, con su imagen utilizada en figuras de acción (Kenner’s Starting Lineup), carteles y pancartas. También era conocido por su comportamiento disruptivo. Tuvo un altercado físico el día de la foto del equipo con el capitán Keith Hernández y, en medio de una guerra de palabras con el jugador de campo Wally Backman, amenazó con «reventar a ese pequeño paleto en la cara». A menudo se quedaba dormido y llegaba tarde a los entrenamientos del equipo, o se perdía los mismos. Se quejó públicamente del mánager Davey Johnson después de que lo sacaran del juego en un doble cambio durante la novena entrada del sexto partido de la Serie Mundial de 1986, que ganarían los Mets. Durante la temporada regular de 1986, Strawberry bateó 27 jonrones y tuvo 93 carreras impulsadas.

Strawberry en 1986

En 1987, Strawberry bateó 39 jonrones y robó 36 bases, uniéndose al exclusivo club de los 30-30 en ese momento convirtiéndose en uno de los únicos 10 jugadores en la historia del béisbol en lograr la hazaña. Además, bateó 32 dobles e impulsó 104 carreras. A pesar de ello, el equipo de 1987 se perdió los playoffs.

En 1988, Strawberry volvió a batear 39 jonrones para liderar la Liga Nacional. También impulsó 101 carreras y lideró la liga en porcentaje de slugging con .545 y OPS con .911. Quedó muy cerca del segundo lugar en la votación del MVP, detrás de Kirk Gibson, de los Dodgers. Strawberry llevó a los Mets a los playoffs, perdiendo ante los Dodgers en siete juegos en la serie de campeonato de la Liga Nacional.

En 1989, los números ofensivos de Strawberry disminuyeron: Tuvo 29 jonrones y 77 carreras bateadas, pero sólo tuvo un promedio de .225. No obstante, los Mets quedaron en un cercano segundo lugar detrás de los Cachorros de Chicago en el Este de la Liga Nacional.

En 1990, Strawberry se recuperó al pegar 37 jonrones, mientras impulsaba 108 carreras y bateaba para un promedio de .277. Sin embargo, sus Mets volvieron a quedar en un reñido segundo lugar en el Este de la Liga Nacional, perdiendo ante los Piratas de Pittsburgh por tres juegos. El propio Strawberry terminó tercero en la votación del MVP esa temporada.

Strawberry firmó como agente libre con los Dodgers de Los Ángeles el 8 de noviembre de 1990, firmando un lucrativo contrato de cinco años por 22,25 millones de dólares. En California, fue nombrado «Hermano Mayor del Año» en 1991. Después de batear 28 jonrones y aportar 99 carreras bateadas en un exitoso primer año para los Dodgers, las lesiones y los problemas personales le mantuvieron al margen durante gran parte de las dos temporadas siguientes, en las que bateó cinco jonrones en cada temporada.

Para el final de la temporada de 1991, tenía 280 jonrones de por vida a la edad de sólo 29 años, lo que atrajo las comparaciones con el rey de los jonrones Hank Aaron.

Años posterioresEditar

Los números de Strawberry disminuyeron considerablemente después de 1991; durante los dos años siguientes sólo jugó en 75 partidos. En 1994, fue liberado en mayo por los Dodgers y firmó con los Gigantes de San Francisco, donde vio un tiempo de juego limitado mientras trataba de hacer un regreso, bateando sólo cuatro jonrones e impulsando 17 carreras ese año.

Después de una suspensión de la liga a principios de 1995 tras dar positivo por cocaína, Strawberry firmó con los Yankees de Nueva York para la recta final. Al año siguiente, Darryl firmó con los Saint Paul Saints de la Northern League el 3 de mayo de 1996, en un intento de rehabilitación. El 2 de junio, los Saints se enfrentaron a los Duluth-Superior Dukes en el estadio Wade, donde Strawberry conectó su primer jonrón para los Saints, a una distancia de 522′ del lanzador Pat Ahearne. Poco después, regresó a los Yankees, que lo contrataron el 4 de julio de 1996.

Con los Yankees, mostró destellos de su antigua brillantez, anotando 11 jonrones a tiempo parcial y ayudando a su equipo a ganar la Serie Mundial en 1996 junto a sus ex compañeros de los Mets Dwight Gooden y David Cone. El segundo juego de tres jonrones de su carrera se produjo contra los Medias Blancas de Chicago el 6 de agosto de esa temporada.

Tuvo una gran serie contra los Orioles de Baltimore en la ALCS de 1996, ya que bateó tres jonrones con cinco carreras impulsadas y un promedio de .417 en cuatro juegos. En 1997, no tuvo ningún jonrón, con su tiempo de juego limitado por las lesiones. Jugó sólo 11 partidos ese año, recogiendo sólo dos carreras bateadas.

Pero en 1998, tuvo 24 jonrones, ayudando una vez más a los Yankees a ganar la Serie Mundial y jugando 100 partidos por primera vez desde 1991. Este fue también el año en que se le diagnosticó cáncer de colon. En 1999, regresó de su tratamiento contra el cáncer, pero tuvo poco tiempo de juego, con 3 jonrones. Sin embargo, conectó un crucial jonrón de 3 carreras contra los Rangers de Texas en la Serie de División de la Liga Americana de 1999, ayudando a los Yankees a avanzar a la ALCS.

Logros de su carreraEditar

Strawberry fue el jardinero derecho titular cinco veces consecutivas y apareció en nueve juegos del All-Star. Bateó .333 con dos bases robadas y dos carreras en 12 juegos de las estrellas de su carrera. Tuvo dos juegos de tres jonrones en su carrera, ambos contra equipos de Chicago y con casi 11 años de diferencia entre uno y otro. El primero fue contra los Cubs el 5 de agosto de 1985, y el segundo fue el 6 de agosto de 1996, contra los White Sox.

Es uno de los cinco jugadores de las Grandes Ligas que han bateado dos grand slams en la misma temporada. Los otros son Davey Johnson, de los Filis de Filadelfia, Mike Ivie, de los Gigantes de San Francisco, Ben Broussard, de los Indios de Cleveland, y Brooks Conrad, de los Bravos de Atlanta.

Es uno de los tres únicos jugadores en la historia de la MLB, junto con Ricky Ledée y José Vizcaíno, que han jugado para los cuatro equipos antiguos y actuales de la MLB con sede en Nueva York: los Mets, los Yankees, los Dodgers y los Gigantes.