Curiosidades de la historia de la medicina: La trepanación

Cuando se trata de la motivación detrás de las antiguas prácticas de trepanación, hay más preguntas que respuestas -sobre todo porque diferentes poblaciones tomaron esta medida extrema por diferentes razones.

El propósito de la trepanación temprana sigue sin estar claro.
Image credit: Wellcome Collection

Fernando Ramires Rozzi y Alain Froment sugieren que en el Neolítico la gente pudo hacerlo por razones médicas.

Los dos argumentan que nuestros primeros ancestros pueden haber practicado sus habilidades en los cráneos de los animales, citando el ejemplo de un cráneo de jabalí y un cráneo de vaca que llevan las marcas de la trepanación.

Tomando el ejemplo del antiguo cráneo de vaca, Rozzi y Froment incluso consideran la posibilidad de que la trepanación puede haber tenido lugar cuando el animal todavía estaba vivo – como una intervención veterinaria.

«Si la cirugía craneal observada en la vaca se llevó a cabo para salvar al animal, Champ-Durant proporciona la evidencia más temprana de la práctica quirúrgica veterinaria», escriben los investigadores.

«Alternativamente», añaden, «si la trepanación se utilizó para practicar técnicas, la vaca de Champ-Durand proporcionaría la evidencia más temprana de la experimentación quirúrgica en un animal, lo que indica que esta práctica ya existía en el 4000 a.C.»

¿Razones médicas o espirituales?

El Corpus Hipocrático -una colección de referencia de antiguos textos médicos griegos relacionados con las enseñanzas de Hipócrates- también cita razones terapéuticas para las trepanaciones.

Uno de los textos, Lugares del Hombre, recomienda la trepanación para la prevención de complicaciones relacionadas con las fracturas de cráneo:

«Casos de fractura del cráneo: si se rompe y hay una fisura-fractura, es peligroso. Debes trepanar este caso, para evitar que el pus fluya a través de la fractura del hueso e infecte la membrana; pues, como en este estrecho lugar puede entrar pero no salir, causa angustia y locura.»

En la Europa medieval, sin embargo, las razones para la trepanación parecían variar mucho más, dependiendo de la cultura que las realizara.

Por ejemplo, las poblaciones húngaras realizaban trepanaciones rituales después de la muerte, pero sigue sin estar claro por qué otros grupos europeos recurrían a la realización de trepanaciones mientras la persona seguía viva.

Según los autores del estudio de casos de 2011, la trepanación posiblemente tenía como objetivo tratar dolencias que iban desde lesiones físicas hasta problemas de salud mental y epilepsia. En su conclusión, los investigadores escriben que «esta es la gran pregunta sobre la trepanación»

«Su práctica», añaden, «puede atribuirse a muchas razones». Por ejemplo:

  • «razones mágicas/religiosas como liberar a las personas de demonios que podrían estar torturándolas»
  • «iniciaciones como forma de dar derecho de paso a la edad adulta o para convertir a alguien en guerrero»
  • «razones terapéuticas para tratar tumores, convulsiones, epilepsia, migraña, pérdida de conciencia y cambios de comportamiento»
  • «el tratamiento de traumatismos como las fracturas de cráneo»
  • Sin embargo, cuando se trata de la población inca en Perú, las investigaciones recientes han descubierto más pistas. En parte, gracias a la gran cantidad de cráneos que presentan evidencias de trepanaciones curadas con éxito.

    En una entrevista para National Geographic, el antropólogo John Verano -autor de Holes in the Head: The Art and Archaeology of Trepanation- sugiere que los incas probablemente llegaron a la trepanación por accidente, pero descubrieron que podía ser una intervención médica útil.

    «Probablemente comenzó como algo muy simple: limpiar el cuero cabelludo tras un golpe en la cabeza y hacer algunas cosas sencillas como sacar los trozos de hueso rotos, que estarían muertos», dice Verano.

    «Aprendieron pronto que era un tratamiento que podía salvar vidas. Tenemos pruebas abrumadoras de que la trepanación no se hacía para aumentar la conciencia o como una actividad puramente ritual, sino que está vinculada a pacientes con lesiones graves en la cabeza, con fractura de cráneo», señala.