Cuándo utilizar la electrólisis frente a la depilación láser para eliminar el vello no deseado

La depilación láser y la electrólisis son los dos métodos más eficaces y ampliamente utilizados para la depilación duradera. Con un sinfín de recursos, opciones de tratamiento y «opiniones de expertos» ahora a nuestro alcance, puede ser difícil para los pacientes decidir qué ruta de tratamiento es la mejor para ellos, y para los profesionales determinar qué tecnología de depilación quieren en sus clínicas.

Dentro de este artículo, vamos a profundizar en cada tratamiento de depilación y arrojar algo de luz sobre qué técnica puede ser la mejor para usted, como paciente o profesional.

Acerca de la electrólisis

La electrólisis es el método de utilizar la electricidad para dañar y destruir los folículos pilosos, y ha existido durante más de un siglo (sí, más de un siglo). La primera vez que se utilizó la electricidad para eliminar el vello fue en 1875 para tratar las pestañas encarnadas (Charles Michel). Desde entonces, la electrólisis se ha convertido en un método popular de depilación. Según la FDA, la electrólisis es el único método de depilación permanente, y esto se debe a la forma única en que la electricidad puede eliminar el vello. Mientras que la depilación láser se dirige a la melanina del tallo del pelo para suministrar energía al folículo, la electrólisis puede dirigirse directamente al folículo piloso y a la papila.

Durante el tratamiento, un electrólogo introduce una pequeña sonda en el folículo sin perforar la piel circundante. Una vez introducida, la sonda suministra una corriente eléctrica en el rango de los miliamperios al tejido de la piel. La corriente eléctrica daña irremediablemente el folículo, lo que permite que el vello salga fácilmente del mismo, y elimina la capacidad del folículo de producir vello en el futuro. La electrólisis es capaz de eliminar el vello blanco y rubio con una eficacia excepcional. Por el contrario, la eliminación del vello con un mínimo de pigmento puede ser cada vez más difícil con la depilación láser, especialmente cuando se trata de pieles bronceadas.

El problema de la electrólisis es sencillo: el tiempo. Un electrólogo debe tratar a su paciente un pelo cada vez durante una sesión. Los profesionales pueden destruir cada folículo, pero el tiempo de tratamiento suele ser un problema. Administrar el tratamiento a una zona más grande con la electrólisis requiere mucho tiempo, especialmente en zonas populares como las piernas y la espalda. Aunque la electrólisis es una forma eficaz de eliminar un solo vello, existen métodos más rápidos para tratar grandes zonas con mucha más rapidez.

Acerca de la depilación láser

La depilación láser es más reciente en el panorama de la estética, ya que sólo existe desde hace unas décadas. En realidad, la «depilación láser» es más un término nacido en la industria que un nombre propio para el tratamiento. Según la FDA, los métodos de tratamiento del vello con láser están autorizados para la «reducción permanente del vello», a diferencia de la eliminación total.

En sus orígenes, la depilación láser utiliza las propiedades físicas de la luz para atacar y eliminar el vello. Los láseres de depilación se dirigen a la melanina de los tallos del vello que se encuentran en la fase de crecimiento activo, o «anágena», del crecimiento cíclico del vello. Cuando la melanina de los tallos del vello absorbe la energía del láser, ésta provoca daños térmicos en el folículo y la papila subyacentes, reduciendo su capacidad de producir vello en el futuro. Para muchos pacientes, los tratamientos de «reducción» del vello con láser dan lugar a una eliminación permanente. Otros pueden experimentar un crecimiento del vello menos frecuente, menos denso, más fino o de color más claro. Es importante señalar que los tratamientos de depilación láser ofrecen resultados permanentes a muchos pacientes. Sin embargo, si un paciente experimenta cambios hormonales (embarazo, menopausia, quimioterapia, etc.) después de haber completado sus sesiones, puede ver cómo vuelve a aparecer nuevo vello en las zonas tratadas. Todos estos aspectos hacen que la depilación láser reciba el nombre de «reducción permanente del vello».

La ventaja más significativa de la depilación láser es la capacidad de tratar cualquier zona de la piel muy rápidamente. Por ejemplo, el láser de diodo MeDioStar® tiene un tamaño de punto de 10 cm2, que se dirige a cada vello en ese campo de tratamiento, en una fracción de segundo. Con la pieza de mano de 10 cm2, los profesionales pueden realizar un tratamiento completo de la espalda en menos de cinco minutos. Para seguir el ritmo del crecimiento cíclico del vello, los pacientes deben volver a someterse a varios tratamientos de seguimiento a lo largo de varias semanas para tratar cada vello durante su fase anágena.

La depilación láser se nutre del contraste entre el vello y la pigmentación de la piel, por lo que el vello rubio es más difícil (pero posible) de tratar con un láser de depilación, utilizando los ajustes y las longitudes de onda adecuados. Los resultados pueden ser más difíciles de garantizar, pero los profesionales pueden, en última instancia, tratar el vello visible con un sistema láser.

Decidir su ruta de tratamiento

Si está interesado en tratar un solo vello, la electrólisis podría ser su mejor opción. Un profesional experto puede dar resultados fantásticos en esos pelos problemáticos que son difíciles de eliminar, ya sean rubios o blancos, que sobresalen de un lunar, o quizás simplemente un pelo rebelde que sale de la ceja una y otra vez. En estas situaciones puntuales es donde prospera la electrólisis. Sin embargo, muchos electrólogos están ampliando sus servicios para incluir soluciones de depilación láser. La rapidez del tratamiento en grandes áreas hace que sea mucho más fácil ofrecer la depilación de las piernas, los brazos, la espalda y el pecho en particular, todas ellas áreas de tratamiento muy populares y rentables.

Los avances tecnológicos de los últimos años han dado lugar a procedimientos de depilación más rápidos, eficaces y cómodos. Los pacientes buscan cada vez más la opción más indolora para lograr los resultados que desean – y son menos propensos a soportar un tratamiento incómodo si existe una opción mejor. Disponer de la mejor tecnología de depilación láser en su clínica puede contribuir en gran medida a satisfacer / superar las expectativas de los pacientes y a ganar más negocio.

Los profesionales y los pacientes deben considerar la depilación láser y la electrólisis como dos caras de la misma moneda. En general, ambos procedimientos pueden eliminar eficazmente el vello y mejorar la confianza del paciente en su aspecto. Hay aplicaciones adecuadas para ambos métodos, y las necesidades de un paciente deberían determinar siempre el camino a seguir. Es emocionante observar una tendencia creciente en los electrólogos que implementan la depilación láser en sus clínicas. La decisión de ofrecer ambos métodos muestra que el profesional está poniendo las necesidades de sus pacientes en primer lugar, buscando más oportunidades para satisfacer las necesidades individuales.

Aprenda más sobre el futuro de la depilación láser

Si usted es un profesional, es esencial entender los deseos y necesidades de su paciente para decidir qué tecnología o plataforma le dará los resultados de reducción y depilación deseados. Para saber más sobre las ventajas y el futuro de la depilación láser, escuche al Dr. Jason Emer, dermatólogo y cirujano dermatológico de renombre mundial con sede en West Hollywood, durante un seminario web exclusivo. El Dr. Emer, líder en el sector de la estética, habla del futuro de la depilación láser y de la eficacia y potencia del nuevo láser de diodo MeDioStar®. Este seminario web se grabó previamente y se puede ver de forma gratuita previo registro. Haga clic aquí o abajo para verlo ahora.