¿Cuál es la capital de Bolivia?

Aunque la mayoría de los países del mundo han establecido una ciudad específica como capital política, este no es el caso de Bolivia. En este país, los 3 poderes del Estado se reparten entre dos ciudades: Sucre y La Paz. Sucre es el centro del poder judicial y La Paz es la sede de los poderes ejecutivo y legislativo. La historia de esta división del gobierno tiene sus raíces en la zona colonial española. Este artículo analiza la historia de estas dos capitales.

Historia de las dos capitales de Bolivia

En la época del reconocimiento oficial de Sucre como capital, Bolivia también invertía y desarrollaba su industria minera de metales. La plata y el estaño, que se encontraban en grandes concentraciones al oeste de Sucre, en la ciudad de Polosí, eran especialmente importantes. Los propietarios de estas minas vivían tanto en Sucre como en La Paz. La mayoría de los propietarios de las minas de plata estaban en Sucre, y la mayoría de los propietarios de las minas de estaño estaban en La Paz, que estaba situada cerca de otras grandes explotaciones de estaño. Durante estos años, la industria del estaño era relativamente nueva y rápidamente superó en ingresos a la industria minera de la plata.

Como Bolivia era una nación recién independizada, experimentó importantes disturbios políticos. En 1899, se habían formado dos poderosos partidos políticos: el Partido Liberal y el Partido Conservador. Los propietarios de las minas estaban divididos entre estos dos partidos. Los propietarios de minas de plata que vivían en Sucre eran miembros del Partido Conservador y los propietarios de minas de estaño que vivían en La Paz eran miembros del Partido Liberal. El Partido Liberal llegó a superar a los conservadores en la Guerra de 1899 y decidió trasladar la sede del gobierno a la ciudad de La Paz.

Sucre

Sucre se estableció por primera vez como ciudad bajo el dominio colonial en 1538. Durante esta época, el continente sudamericano estaba dividido en virreinatos, grandes áreas administradas por un virrey. Unas dos décadas más tarde, el rey Felipe II fundó la Audiencia de Charcas en Sucre como parte del Virreinato del Perú. Permaneció en este virreinato hasta 1776, cuando pasó a formar parte del Virreinato del Río de la Plata. Bolivia obtuvo su independencia en 1825 y en 1826, Sucre fue nombrada capital provisional, y en 1839, se convirtió en la capital oficial.

Hoy en día, es la única capital de Bolivia reconocida constitucionalmente. Sin embargo, el único poder del Estado que se administra desde Sucre es el judicial. En esta ciudad se encuentra la Corte Suprema de Justicia de Bolivia.

La Paz

La Paz fue fundada bajo el dominio español en 1548; anteriormente, fue un importante asentamiento inca. En esta época, estaba situada en el Virreinato del Río de la Plata y era valorada por su ubicación en la ruta comercial entre Potosí y Lima (en el actual Perú). En 1781, grupos indígenas se sublevaron contra el poder colonial español y destruyeron iglesias católicas y edificios gubernamentales. La Paz también participó en la revuelta de 1809 que condujo a la independencia de Bolivia. Como ya se ha mencionado, La Paz se convirtió en la nueva sede del gobierno nacional en 1899, lo que marcó el abandono de la minería de la plata por la del estaño. Este cambio industrial afectó al poder político y económico dentro del país.

Hoy en día, el Palacio Quemado se encuentra aquí y sirve como sede del poder ejecutivo. Además, en La Paz se encuentra la Asamblea Legislativa Plurinacional. Este órgano legislativo está formado por la Cámara de Diputados y el Senado.