Cronología del ciclo

Después de que el paciente haya sido evaluado por un médico, se creará un plan de tratamiento personalizado. Cada paciente y cada ciclo son diferentes. El proceso de tratamiento, desde el inicio de la píldora anticonceptiva (ACO) hasta la última confirmación de la ecografía del embarazo, varía en función de varios factores (como el momento del ciclo menstrual de la mujer, las pruebas necesarias, la programación de la clínica, etc.), pero suele durar entre 3 y 4 meses.

A continuación se muestra un ejemplo de un típico ciclo fresco de FIV.

stt

El tratamiento puede comenzar tan pronto como unos días después de la cita de inicio del programa, pero lo más habitual es que sea unas 3-4 semanas después, normalmente un sábado o un domingo. La semana siguiente, se realizarán breves visitas (extracciones de sangre con o sin ultrasonidos), normalmente en días alternos. La mayoría de las pacientes recibirán la «inyección desencadenante» de hCG el sábado o el domingo de esa semana, y la extracción de óvulos tendrá lugar el lunes o el martes de la semana siguiente. La enfermera discutirá las fechas tentativas de transferencia de embriones.

Dependiendo de las características específicas de cada paciente, una «transferencia de embriones frescos» tendrá lugar de 3 a 5 días después (el día de la extracción de óvulos se considera el día «0»). Las transferencias en el día 5 tienden a ser más comunes, particularmente en pacientes jóvenes, por lo que muchas transferencias tienen lugar en un día de fin de semana.

8-12 días después de la transferencia de embriones se realizará una primera prueba de embarazo en suero y se repetirá 24-72 horas después. Los resultados y las instrucciones se darán SÓLO después de la 2ª prueba y de que el médico revise estos resultados. En ocasiones, se pedirá a las pacientes que repitan la prueba más adelante. Las pruebas tempranas con dos resultados nos ayudan a diferenciar y verificar posibles escenarios como una fuerte subida, una pérdida temprana, un error de laboratorio, un embarazo retrasado o ectópico, o la ausencia total de embarazo, lo que a su vez puede tener un impacto en el tratamiento futuro.