Crímenes de guerra

Crímenes de guerra

Crímenes de guerra

En el centro del concepto de crímenes de guerra está la idea de que los individuos pueden ser considerados penalmente responsables de las acciones de un país o de sus soldados.

Los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad se encuentran entre los más graves del derecho internacional.

Se consideran tan graves que no existen plazos de prescripción para estos crímenes, lo que significa que quienes los cometen pueden ser procesados y castigados sin importar el tiempo transcurrido desde que se cometieron.

Nota histórica

El concepto de crímenes de guerra es reciente. Antes de la Segunda Guerra Mundial, se aceptaba generalmente que los horrores de la guerra formaban parte de la naturaleza de la misma, y los ejemplos registrados de crímenes de guerra se remontan a la época griega y romana.

Antes del siglo XX, los ejércitos se comportaban con frecuencia de forma brutal con los soldados enemigos y con los no combatientes, y el hecho de que hubiera algún castigo por ello dependía de quién ganara finalmente la guerra.

Los comandantes y los políticos solían escapar de cualquier castigo por su papel en la guerra o, si perdían, eran ejecutados sumariamente o encarcelados.

No existía un enfoque estructurado para tratar los «crímenes de guerra» ni un acuerdo general de que los líderes políticos y militares debían asumir la responsabilidad penal por los actos de sus estados o de sus tropas.

Las actitudes cambiaron durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el asesinato de varios millones de personas -principalmente judíos- por parte de la Alemania nazi, y el maltrato de civiles y prisioneros de guerra por parte de los japoneses, llevaron a las potencias aliadas a procesar a las personas que consideraban autoras de estos crímenes.

Estos juicios constituyen los principales precedentes de los casos que están siendo juzgados por tribunales en este siglo, entre ellos el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) de La Haya.

La justicia de los vencedores

Las personas sólo suelen ser juzgadas por crímenes de guerra si su país pierde la guerra -una nación victoriosa rara vez juzga a su propio pueblo por crímenes de guerra-, con el resultado de que los juicios por crímenes de guerra pueden parecer juicios de venganza, y ser vistos como actos de injusticia en sí mismos.

Pero este no es siempre el caso: varios estadounidenses fueron juzgados por crímenes de guerra cometidos en el conflicto de Vietnam, y los juicios por crímenes de guerra relacionados con el conflicto en la antigua Yugoslavia son probablemente una importante excepción a esta tradición.

¿Qué actos son crímenes de guerra?

Los crímenes de guerra se definen en las Convenciones de Ginebra, los precedentes de los Tribunales de Nuremberg, un área más antigua del derecho conocida como Leyes y Costumbres de la Guerra y, en el caso de la antigua Yugoslavia, los estatutos del Tribunal Penal Internacional de La Haya (TPIY).
Los crímenes de guerra se dividen en tres grupos -o cuatro si se incluye el genocidio.

Crímenes contra la paz

  • Planificación, preparación, iniciación o realización de una guerra de agresión, o una guerra en violación de tratados, acuerdos o garantías internacionales
  • Participación en un plan común o conspiración para la realización de cualquiera de los anteriores
    • Crímenes de guerra

      Violaciones de las leyes o costumbres de la guerra, incluyendo:

      • Atrocidades o delitos contra las personas o los bienes, que constituyan violaciones de las leyes o costumbres de la guerra
      • Asesinato, malos tratos o deportación para trabajos de esclavitud o para cualquier otro fin de la población civil en el territorio ocupado
      • Asesinato o malos tratos a los prisioneros de guerra o a las personas en el mar
      • Matanza de rehenes
      • Tortura o tratos inhumanos, incluidos los experimentos biológicos
      • secuestro de bienes públicos o privados
      • destrucción de ciudades, pueblos o aldeas
      • devastación no justificada por necesidad militar
        • Crímenes contra la humanidad

          Atrocidades y delitos cometidos contra cualquier población civil, antes o durante la guerra, incluyendo:

          • el asesinato
          • el exterminio
          • la esclavización
          • la deportación
          • la violación sistemática masiva y la esclavización sexual en tiempo de guerra
          • otros actos inhumanos
          • las persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos en ejecución o en relación con cualquier crimen de la competencia del Tribunal, ya sea o no en violación del derecho interno del país en el que se haya perpetrado
            • Responsabilidad por tales delitos

              Los líderes, organizadores, instigadores y cómplices que participen en la formulación o ejecución de un plan común o conspiración para cometer cualquiera de los delitos mencionados son penalmente responsables de todo lo que haga cualquiera en la ejecución de dicho plan.

              Ordenes superiores

              El hecho de que una persona estuviera obedeciendo una orden de su Gobierno o de un superior no le exime de responsabilidad, pero puede ser considerado y puede reducir el castigo apropiado.

              Una lista muy detallada de los crímenes contra la humanidad y los crímenes de guerra se puede encontrar en los artículos 7 y 8 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, que está en línea en el sitio web de las Naciones Unidas. La BBC no se hace responsable del contenido de los sitios web externos.