Cesárea electiva: La semana 38 es demasiado pronto

Los bebés que nacen por cesárea electiva antes de la semana 39 de embarazo tienen un riesgo entre tres y cuatro veces mayor de sufrir problemas respiratorios que los bebés cuyas madres tienen un parto vaginal normal.

Los bebés nacidos por cesárea electiva también tienen un riesgo cinco veces mayor de necesitar asistencia respiratoria mecánica por problemas respiratorios graves, según la doctora Anne Kirkeby Hansen y sus colegas del Hospital Universitario Aarhus de Dinamarca.

«Las madres que eligen la cesárea electiva deben ser conscientes de que el riesgo de problemas respiratorios es cuatro veces mayor a las 37 semanas de gestación frente al parto vaginal previsto a término», explica Kirkeby Hansen a WebMD. «La tasa de problemas respiratorios es del 10% para la cesárea electiva a las 37 semanas, pero es del 2,8% para los partos vaginales previstos. Por eso decimos que nunca se debe hacer una cesárea electiva a las 37 semanas».

Kirkeby Hansen y sus colegas reunieron datos sobre los 34.458 bebés nacidos en Aarhus (Dinamarca) entre 1998 y 2006. Casi 2.700 de estos bebés nacieron por cesárea electiva, es decir, la madre o su obstetra optaron por la cesárea sin tener una necesidad médica para ello.

Los investigadores compararon estos bebés con los de las mujeres que intentaron tener un parto vaginal, incluidas las que acabaron teniendo una cesárea.

Después de ajustar los factores que podrían afectar a la respiración del bebé, Kirkeby Hansen y sus colegas descubrieron que los niños nacidos por cesárea electiva a las 37 semanas de gestación tenían un riesgo 3.7 veces más riesgo -y a las 38 semanas, 3,0 veces más riesgo- de taquipnea transitoria del recién nacido (una condición a veces llamada pulmón húmedo), síndrome de dificultad respiratoria o hipertensión pulmonar persistente (presión arterial peligrosamente alta en los pulmones).

Todas estas condiciones implican que el bebé sea colocado en una incubadora en la unidad de cuidados intensivos neonatales durante dos días aproximadamente, dice Kirkeby Hansen.

La mayoría de los niños se recuperan completamente de estos problemas respiratorios, señala el pediatra de la Universidad de Emory Lucky Jain, MD. Pero los efectos a largo plazo no están claros.

«A veces estos bebés tienen mayores problemas en la UCI neonatal», dice Jain a WebMD. «Y lo que aún no entendemos bien es el impacto de dos o tres o cuatro días de separación de la madre, de no iniciar la lactancia materna y de la exposición a bacterias que no se encuentran normalmente en nuestro cuerpo».»

Aunque ocurría con mucha menos frecuencia, los investigadores daneses descubrieron que los niños nacidos por cesárea electiva a las 37 semanas de gestación tienen un riesgo cinco veces mayor de sufrir problemas respiratorios graves que requieren oxigenoterapia, un dispositivo de presión de aire positiva continua o ventilación mecánica. En el caso de las cesáreas electivas a las 38 semanas de gestación, este riesgo es 4,2 veces mayor que en el caso de un parto vaginal a término.