Cómo empezar con la SpikerBox Pro de músculos: Pares Musculares Agonistas/Antagonistas

Antecedentes

Como se explica en el experimento: Getting Started with the Muscle SpikerBox, cuando usted decide hacer un movimiento sus neuronas motoras superiores de la corteza motora de su cerebro envían potenciales de acción (¡picos!) que viajan por su tracto corticoespinal (médula espinal) donde hacen sinapsis con las neuronas motoras inferiores que continúan propagando la señal a las fibras musculares designadas. Allí, cada neurona motora individual y las fibras musculares que inervan crean una «unidad motora». En esta unión neuromuscular se libera un neurotransmisor llamado acetilcolina que conduce a la generación de un potencial de acción en la fibra muscular. Al recibir esta señal excitatoria, las fibras musculares se contraen. ¡Movimiento!

Tu cuerpo utiliza esta cascada de señales eléctricas y químicas para controlar el movimiento, pero es importante señalar que cada movimiento no depende de un solo músculo, ¡sino a menudo de muchos! Hay más de 600 músculos esqueléticos en el cuerpo humano. La mayoría de estos músculos funcionan en «pares antagónicos», lo que significa que cuando un músculo se contrae (se acorta), el otro del par se relaja con un cuidadoso control para permitir el alargamiento (estiramiento). La coordinación de los músculos de este modo nos permite movernos con elegancia, por ejemplo, tocando la punta de la nariz sin darse un golpe en la cara. Esta asociación muscular también nos ayuda a realizar movimientos precisos, como enhebrar una aguja.

Hablemos más de estos «pares antagónicos». Un gran par de ejemplo es tu bíceps braquial y tu tríceps braquial.

Antes de seguir adelante, tenemos que repasar primero algunos términos anatómicos de movimiento. «Flexión» es un movimiento de flexión donde el ángulo entre dos partes disminuye. Al contraer el bíceps se produce una flexión, es decir, se acerca el antebrazo a la parte superior del brazo y disminuye el ángulo entre ambos. Por tanto, el bíceps se describe como un músculo «flexor». En la siguiente ilustración, la imagen de la derecha muestra el bíceps en flexión. El músculo opuesto a un flexor se llama músculo «extensor». El tríceps es un extensor. Cuando contraes el tríceps, tu brazo se endereza y el ángulo entre el antebrazo y la parte superior del brazo aumenta. Puede que ya lo hayas adivinado, pero a esto se le llama «extensión» y puedes verlo en la ilustración de la izquierda. Estas denominaciones son intrínsecas, es decir, son una propiedad inmutable del músculo. Esto significa que al contraer un músculo flexor siempre se exhibirá la flexión y nunca la extensión (y viceversa para contraer músculos extensores). ¡

Muy bien, ahora que tenemos nuestros términos de movimiento establecidos podemos discutir estos pares antagónicos adecuadamente! Los dos músculos de un par antagónico están en oposición. Es decir, si uno extiende una extremidad durante su contracción, el otro devolverá la extremidad a su posición original cuando se flexione. En cada par, según el movimiento, un músculo desempeña el papel de «agonista» y el otro el de «antagonista». El agonista es un músculo que se contrae para provocar el movimiento. El antagonista es un músculo opuesto que se relaja relativamente al estiramiento. Estos dos papeles, agonista y antagonista, pueden intercambiarse entre sí. Para visualizar esto, volvamos a nuestro ejemplo de bíceps y tríceps. Imagínate saludando a tu mejor amigo: cuando tu mano se aleja de ti, tu tríceps es agonista y se contrae para extender tu brazo. Tu bíceps es un antagonista, se relaja para permitir la elongación mientras que posiblemente se contrae levemente para controlar la velocidad de ese antebrazo en movimiento.

Cuando su mano se mueve hacia atrás durante su movimiento de saludo, su bíceps es un agonista, flexionando su brazo hacia usted. En este caso, tu tríceps es un antagonista y debe relajarse para estirarse y permitir el movimiento. Así que puedes ver que, a diferencia de las designaciones intrínsecas de los flexores y extensores, los dos papeles de los pares antagonistas dependen del movimiento. Si el movimiento se invierte, el agonista y el antagonista cambian de papel.

¡Pero no siempre es tan sencillo! En algunos movimientos, como una flexión de brazos, el agonista no cambia con la dirección del movimiento. Durante las flexiones de brazos, el tríceps es el agonista, ya sea que esté bajando su cuerpo hacia el suelo o empujando hacia arriba. Esto se debe a la carga aplicada por la gravedad. Con una fuerza constante que siempre tira de ti hacia abajo, tu tríceps debe permanecer en contracción para mantenerte en pie, tanto si te mueves hacia arriba como hacia abajo. Ahora, ¡tírate y dame 20!

Dando un paso más, es importante darse cuenta de que incluso cuando no te estás moviendo tienes músculos trabajando constantemente a tu servicio para mantener la postura. Sí, incluso cuando estás encorvado en tu La-Z-Boy tu cerebro está ordenando a los músculos que se contraigan. Así que el punto clave es que cuando piensas en hacer cualquier movimiento o incluso simplemente quedarte quieto, nuestro cerebro (específicamente la corteza motora) está enviando potenciales de acción (¡picos!) a lo largo de nuestros nervios no sólo a uno sino a múltiples músculos para coordinar el movimiento con control o simplemente para mantenerse equilibrado y erguido.

Materiales para imprimir

Si buscas un PDF para imprimir y garabatear, o un documento de google para editar, ¡mira este repositorio de recursos para imprimir aquí!

Experimento

Ahora vamos a poner en práctica esa SpikerBox Pro muscular investigando nuestra pareja antagónica favorita.

  1. Coloque dos de sus parches de electrodos adhesivos en sus bíceps y conecte las 2 pinzas de cocodrilo rojas del canal 1 (la toma de entrada izquierda) a la punta metálica de los electrodos. A continuación, coloque dos pegatinas de electrodos en sus tríceps y conecte a ellas los cables rojos del canal 2. Por último, coloque un electrodo adhesivo en el dorso de la mano y conecte las dos pinzas cocodrilo negras (del canal 1 & ch2) a este electrodo.
  2. Comience abriendo el software SpikeRecorder. A continuación, conecte su MusclePro a su ordenador utilizando el cable USB rojo. Cuando lo haga, debería ver un nuevo botón emergente en su pantalla. Este es el botón para emparejar su MusclePro con la App.
  3. Para escuchar sus señales EMG, ajuste la ganancia girando la rueda selectora hasta que escuche la actividad durante la contracción de sus bíceps y sus tríceps. Ahora, mira la aplicación y asegúrate de que puedes ver tus señales. Si las señales se recortan (llegan a la parte superior e inferior de la ventana), puede ajustar la ganancia en la aplicación con los botones + y – en el lado izquierdo de cada señal individualmente.
  4. Ahora, mire sus señales en bruto. ¡En el ejemplo anterior, la señal roja está experimentando algunas interferencias ruidosas! Si se encuentra con interferencias eléctricas de este tipo, intente desenchufar el portátil de la toma de corriente o trasladarse a un lugar menos «ruidoso».
  5. ¡Ahora que comience la experimentación!

    A) Empecemos por saludar. Puedes conseguir que alguien te devuelva el saludo? Qué músculos crees que estás utilizando para realizar esta acción? Para investigar tu hipótesis, crea un experimento cambiando la colocación de tus electrodos adhesivos hasta que observes un EMG lleno de potenciales de acción. Recuerda ser un buen científico documentando tu método y recogiendo datos. En las capturas de pantalla de abajo, la señal verde es el tríceps, y la roja el bíceps. A continuación puede ver que nuestro sujeto comienza la onda flexionando su bíceps, luego extiende su brazo con el tríceps y continúa alternando. ¿Qué vemos en estos datos? En primer lugar, ninguno de los dos músculos está totalmente relajado durante cualquiera de los dos movimientos, ¡pero definitivamente hay una diferencia de magnitud! Cuando la señal del bíceps es fuerte, la del tríceps es más débil, ¡y viceversa!

    Incrementa tu saludo gestual con un esfuerzo muscular extra (¡salta con el músculo!) para que puedas visualizar/escuchar mejor el EMG. No busques la velocidad, ¡busca la fuerza! Esto debería hacer que las diferencias en tus señales sean mucho más dramáticas, como puedes ver a continuación. ¿Puedes usar tus dos EMG para verificar qué músculo es el agonista cuando flexionas el brazo? ¿Y cuando extiendes el brazo?

    B) El músculo antagonista podría mostrar picos también, ¿por qué crees? Intenta explorar los movimientos de tu brazo hasta que puedas relajar completamente el antagonista (sin picos).

  6. Vayamos un paso más allá, ¡haz una flexión de brazos! (Si el suelo está sucio o simplemente no eres fan de las flexiones, también puedes hacer una flexión en el borde de una mesa resistente apoyándote en ella). Puede verificar con sus EMG que el tríceps es el agonista tanto si sube como si baja?

    Aquí están nuestros resultados (de nuevo, bíceps rojo, tríceps verde):

    Esta captura de pantalla de arriba muestra los dos EMGs durante las dos fases de una flexión de brazos. ¡Comenzando con los brazos extendidos y luego bajando, los bíceps parecen el antagonista relajado y esos tríceps definitivamente están disparando más picos como el agonista! Luego, presionando de nuevo hacia arriba, podemos ver que aunque la dirección del movimiento se ha invertido, los tríceps siguen soportando la carga y desempeñando el papel del agonista.

  7. Sugerencias de experimentación adicionales:

    ¿Puedes pensar en otros pares antagonistas en tu cuerpo? Comprueba tu hipótesis registrando los EMG de esos dos músculos para ver si estás en lo cierto. Recuerda que uno debe mostrar muchos picos (agonista) mientras que el otro muestra pocos o ninguno (antagonista) y vis versa. Otra exploración divertida sería intentar encontrar dos músculos que muestren potenciales de acción en sus EMGs incluso cuando estás de pie o sentado. El Muscle SpikerBox Pro también le permite comparar sus músculos con los de sus amigos. Observa tus EMGs mientras luchas con los brazos!

    O intenta una lucha de brazos sin manos. El ganador es el que pueda mantener las puntas levantadas durante más tiempo!

    ¡Aprovecha estas características profesionales y haznos saber tus resultados experimentales! Envíanos un correo electrónico con tu proceso y resultados a [email protected]!