Bronquiolitis

Manejo y tratamiento

¿Cómo se trata la bronquiolitis?

En la mayoría de los casos, la bronquiolitis no tiene tratamiento. Los antibióticos no ayudarán porque se trata de una infección viral. Se le aconsejará que mantenga a su hijo hidratado lo mejor que pueda.

¿Existen medicamentos para tratar la bronquiolitis?

Algunos médicos han utilizado esteroides, mientras que otros han utilizado broncodilatadores inhalados para tratar la bronquiolitis. No hay pruebas contundentes que demuestren su utilidad. Sin embargo, es probable que la investigación siga encontrando formas de mejorar el tratamiento. Por ejemplo, la oxigenoterapia también se está estudiando y a veces se utiliza.

¿Cuáles son las complicaciones relacionadas con la bronquiolitis?

Una complicación común de la bronquiolitis es una infección de oído. Otra complicación menos frecuente es la neumonía bacteriana.

Un pequeño porcentaje de niños puede necesitar oxigenoterapia o líquidos intravenosos (IV), que se administrarían en el hospital. La bronquiolitis es el principal motivo de hospitalización de los bebés en Estados Unidos, con unos 100.000 ingresos hospitalarios al año. Aunque la bronquiolitis es manejable, también puede poner en peligro la vida en casos raros, como cuando provoca una insuficiencia respiratoria.

En Estados Unidos mueren menos de 100 niños al año a causa de la bronquiolitis. A nivel mundial, esta cifra es de unos 200.000 al año.

¿Qué puede hacer en casa para ayudar a su hijo con bronquiolitis?

Puede probar algunas cosas que podrían hacer que su hijo se sienta mejor. Estas sugerencias tratan los síntomas, no la enfermedad.

Respiración

Para la congestión, puede utilizar las gotas nasales de solución salina que le recomiende su proveedor o farmacéutico para diluir la mucosidad. Si su hijo tiene 6 meses o menos, puede sacar la mucosidad de su nariz con una pera de succión. Se trata de apretar la pera antes de introducir la punta suavemente en una fosa nasal. Cuando la suelte lentamente, los mocos que estén atascados saldrán gracias a la succión.

Su hijo podría respirar más fácilmente si está sentado. Un humidificador mantendrá el aire húmedo, lo que podría ayudar a respirar y a toser. Mantenga a su hijo alejado de cualquier tipo de irritante en el aire, como el humo de los cigarrillos, los perfumes fuertes o los productos de limpieza de olor fuerte.

Para la fiebre, su hijo puede recibir la dosis recomendada de paracetamol (Tylenol®) para su edad, pero no utilice ningún otro tratamiento para el resfriado u otros medicamentos a menos que su proveedor se lo indique. No le dé a su hijo aspirina.

Alimentación

Prevenir la deshidratación es una parte importante para mantener a su hijo bien. Asegúrese de que su hijo reciba suficiente líquido. Es posible que prefiera agua u otros líquidos claros a la leche o la fórmula. Puede que no tenga hambre. Es posible que le resulte más fácil darle cantidades más pequeñas de comida o líquido de una sola vez, pero que aumente el número de veces que le da de comer.

¿Cuánto dura la bronquiolitis?

El periodo más incómodo de la bronquiolitis puede durar entre siete y diez días. Los días tres a cinco suelen ser los peores. La mayoría de los niños mejoran en 14 a 21 días si no están deshidratados.

¿Se puede tener bronquiolitis más de una vez?

Si se tiene bronquiolitis, se adquiere cierta inmunidad contra el VRS y otros virus. Sin embargo, la inmunidad no es completa y puedes volver a infectarte.