6 mejores consejos saludables para cambiar y mejorar el estado de tu piel

Seguro que puedes gastar dinero en cremas y tratamientos de spa (a todos nos encantan), pero el buen estado de la piel comienza con una nutrición adecuada. La piel humana se desprende constantemente y es reemplazada por nuevas células cutáneas, lo que significa que necesitamos un suministro constante de nutrientes que alimenten este proceso. Por eso, llevar una dieta equilibrada da los mejores resultados y deja nuestra piel suave, flexible y libre de manchas y afecciones diversas.

Como la piel pasa por ciclos naturales de muerte y renacimiento, lo mejor es adoptar un enfoque holístico para el cuidado de la piel. Esto significa que debemos tratar nuestra piel con amabilidad y proporcionarle muchos nutrientes y antioxidantes que la alimenten y la dejen con un aspecto radiante. Muchas enfermedades, desde el acné hasta la psoriasis y el eczema, pueden prevenirse y tratarse con una nutrición de calidad. Así que, si quieres sentir los beneficios, aquí tienes una pequeña guía que te ayudará a encontrar la mejor receta hacia una piel sana.

¿Cómo puede afectar la dieta a las afecciones de la piel?

Alimentos saludables para una piel sana

Los problemas como el acné están causados en su mayoría por inflamaciones e infecciones de las glándulas sebáceas que producen esa película grasa en la piel. Estas glándulas son estimuladas por varias hormonas, especialmente los andrógenos. Así que, para evitar los brotes, asegúrate de mantenerte alejado de las grasas saturadas de los alimentos excesivamente procesados. Además, cortar los alimentos llenos de azúcares, así como la comida chatarra, le dará a su piel grandes resultados.

Otra condición que a menudo se desencadena por los alimentos es el eczema (por lo general comienza como parches rojos en la piel a menudo en las manos). El eczema puede ser causado por varias cosas, pero a menudo ciertos alimentos son los culpables de las condiciones de muchas personas. Lo más habitual es que las personas sean demasiado sensibles a la leche, los huevos, el pescado y los alimentos con aditivos. Sin embargo, los alimentos con vitamina E, zinc y ácidos grasos omega-3 pueden reducir los síntomas y aclarar la piel.

Así que, si quieres hacer frente a tus afecciones cutáneas y alimentar tu piel adecuadamente, esto es lo que debes ingerir a diario:

Aumenta tu ingesta de vitamina C

Alimentos saludables para una piel sana

Uno de los mejores antioxidantes de la naturaleza es la vitamina C. Aunque la gente la utiliza sobre todo para reforzar el sistema inmunológico, también puede promover una piel radiante y sin manchas. Algunas de las mejores fuentes de vitamina C son, sin duda, los arándanos, los kiwis y las naranjas, pero también puedes comer brócoli y batatas si prefieres los alimentos salados. La vitamina C también promueve la producción de colágeno que potencia la fuerza de los vasos sanguíneos que abastecen la piel.

Tenga a mano tentempiés saludables

Alimentos saludables para una piel sana

Acudir a las patatas fritas y a las galletas es muy fácil y práctico, pero si quiere mantener su piel impoluta, intente coger un puñado de semillas o frutos secos en su lugar. Se trata de algunos de los mejores tentempiés dietéticos del mercado y sin duda te mantendrán lleno de minerales, vitaminas y grasas omega 3 y 6. Los frutos secos como la macadamia y la almendra también contienen vitamina E que ayuda a disminuir la sequedad de la piel y las quemaduras solares. Además, la mayoría de los frutos secos y las barritas dietéticas se pueden utilizar mientras que en Paleo, Keto y muchas otras dietas.

Evita los lácteos

Alimentos saludables para una piel sana

Sí, sí, el queso es delicioso, pero realmente no hace mucho bien a tu piel. Los lácteos pueden potenciar las inflamaciones de tu cuerpo, lo que puede provocar fuertes brotes. Así que, si sabes que tienes la piel sensible y tiendes a tener brotes a menudo, prueba un pequeño experimento: mantente alejado de los lácteos y observa cómo reacciona tu piel. Si te aclaras, evitar los lácteos puede ser tu solución hacia una piel sana.

Come algunas grasas saludables

Alimentos saludables para una piel sana

Las grasas omega-3 y omega-6 son estupendas para combatir las inflamaciones y mantener la piel alejada de eczemas y psoriasis. Sin embargo, dado que estos compuestos no pueden ser producidos por nuestro cuerpo, la única manera de obtenerlos es a través de una dieta adecuada. Por lo tanto, asegúrate de comer algo de pescado graso (si no eres alérgico, por supuesto), semillas de lino, semillas de chía y nueces.

Practica una buena hidratación

Alimentos saludables para una piel sana

Para mantenerse flexible y rellena, tu piel necesita mucha hidratación. Incluso una deshidratación leve puede arruinar tu cutis y hacer que tu piel se vea grisácea y cansada. Así que asegúrate de beber mucha agua cada día (de 6 a 8 vasos) y de comer frutas y verduras jugosas y crujientes. Al combinar la humedad y los minerales que contienen estos ingredientes, tu cuerpo estará bien hidratado y alimentado.

Evita las dietas rápidas

Alimentos saludables para una piel sana

Si quieres tener una piel elástica y firme, debes evitar las dietas yo-yo. Las constantes bajadas y subidas de peso provocan arrugas, estrías y flacidez que no se pueden arreglar de forma natural. Además, estas dietas de choque suelen contener un número insuficiente de vitaminas y minerales que también afectan al estado de tu piel. Por lo tanto, si estás intentando perder peso, asegúrate de acudir a un nutricionista y encontrar un plan nutricional que te proporcione una pérdida de peso gradual. Además, asegúrese de añadir algo de ejercicio-esto le dará ese aspecto firme.

Como puedes ver, el cuidado adecuado de la piel empieza desde dentro. Por lo tanto, asegúrate de proporcionar a tu piel muchos nutrientes e hidratación y te verás recompensada con una piel clara y saludable que irradia.

El Carrusel quiere dar las gracias a la diseñadora gráfica y bloguera de estilo de vida Stella Green Thompson por su artículo.

El enfoque K.I.S.S para la salud: 5 maneras sencillas de tener una vida sana